Nets despiden a coach Lionel Hollins y reasignan a GM

Colocados cerca del sótano de la Conferencia Este y siendo dueños del tercer peor récord de la liga, los Brooklyn Nets hicieron una limpieza el domingo, despidiendo al entrenador en jefe Lionel Hollins y reasignando al gerente general Billy King.

Los Nets, quienes tuvieron la jornada del domingo libre antes de darle la bienvenida al segundo mejor conjunto de la NBA, los San Antonio Spurs, el lunes por la noche en el Barclays Center, le encomendaron al asistente Tony Brown las obligaciones de dirigir al equipo por el resto de la temporada, según reveló la organización a través de un comunicado de prensa. El puesto de King quedará vacante hasta que encuentren su sucesor.

El dueño billonario Mikhail Prokhorov determinó que era el momento perfecto para reajustar la estructura de un conjunto que sin lugar a dudas carece del talento necesario para competir en el Este, tomando la decisión menos de 24 horas después del más reciente revés que habían sufrido los Nets ante los Detroit Pistons el sábado, lo que entonces empeoró su récord a 10-27.

“Tras una minuciosa reflexión, he llegado a la conclusión que es hora de un nuevo comienzo y una nueva visión para la dirección del equipo”, indicó el propietario ruso en el comunicado de prensa. “Al tomar esta decisión ahora, permite que nuestra organización utilice el resto de la temporada para evaluar diligentemente a candidatos con un historial probado”.

Los Nets no han podido recuperarse desde el sábado pasado cuando perdieron por el resto de la temporada al base titular, Jarrett Jack, quien sufrió un desgarre del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha durante la recta final de la victoria que saborearon contra los Boston Celtics. Desde entonces, los Nets han caído en sus últimos cuatro partidos.

King reemplazó al ejecutivo Rod Thorn en julio de 2010 como gerente general y estuvo encargado de construir un equipo digno de competir por un campeonato de cara al traslado de la franquicia de Nueva Jersey a la Gran Manzana para la campaña 2012-13.

En su temporada debutante en la Capital del Mundo, los dueños salieron del entrenador Avery Johnson tras 28 partidos (una foja de 14-14) y lo reemplazaron con el coach interino P.J. Carlesimo, quien dirigió al equipo a la clasificación de la postemporada antes de caer contra los Chicago Bulls en la primera ronda de en una serie de siete partidos.

Jason Kidd, quizás el mejor jugador en la historia de la franquicia, recibió la tarea como entrenador en jefe en junio de 2013, un par de semanas luego de su retiro de la liga como jugador. Pero Kidd, quien llevó a los Nets a la segunda ronda de la postemporada en su primera temporada como entrenador, fue relevado sin contemplaciones de su responsabilidad como técnico de la escuadra en junio de 2014 cuando fue canjeado a los Milwaukee Bucks por dos selecciones de segunda ronda en los sorteos de 2015 y 2019, lo que entonces preparó el escenario para la llegada de Holins.

Luego de la salida de Kidd, Hollins tomó las riendas de los Nets, convirtiéndose en el tercer entrenador en jefe del equipo en las primeras tres temporadas. El coach, que había sido el anhelo de los Nets ante de que ficharan a Kidd, puso a Brooklyn en los playoffs la temporada pasada antes de ser despachados por losAtlanta Hawks en la primer ronda.

Rodeado por una base de talento lánguido, un plantel desprovisto de jugadores que pudieran marcar la diferencia en conformidad con su ideología como entrenador (el verano pasado llegaron a un acuerdo para dejar libre a Deron Williams), un roster que en verdad estaba económicamente restringido por el tope salarial, entonces fue poco lo que Hollins pudo sacar de los Nets, quienes iniciaron la temporada perdiendo sus primeros siete partidos y 15 de los últimos 17, incluyendo los últimos siete a domicilio.
Brooklyn no ha tenido la fortuna de celebrar una victoria en la comodidad de su casa desde el pasado 10 de diciembre ante los Philadelphia 76ers, el peor de todos en la liga.

A pesar que los Nets no tienen control de su selección en la primera ronda del sorteo de 2016, que pertenece a los Celtics como parte del cambio que trajo a Kevin Garnett, Paul Pierce y Jason Terry a Brooklyn en el verano de 2013, Brooklyn tendrá alrededor de $40 millones disponible para invertirlo en el mercado de agentes libres este próximo julio.

El pasado 23 de diciembre, Prohkorov llegó a un acuerdo para apoderarse del cien por ciento del control de la organización y el pabellón. Prohkorov había controlado 80 por ciento de las acciones del equipo y 20 por ciento del Barclays Center cuando compró el equipo en 2010.

“Es obvio, de nuestro estado actual, que necesitamos un nuevo liderazgo. Con una correcta administración de baloncesto y un entrenador en lugar, vamos a crear una cultura ganadora y una identidad y darle a Brooklyn un equipo del que puedan estar orgullosos y disfrutar viendo”, sentenció Prohkorov.

“Hemos aprendido mucho durante estos últimos seis años y nuestras experiencias nos guiarán para el futuro. Después de la consolidación de la propiedad del equipo el mes pasado, les puedo asegurar que estoy más decidido y comprometido que nunca para construir un ganador”, concluyó.

Via: ESPNdeportes.com