Conoce a los doce managers del campeonato de béisbol juvenil

ghs

Carlos Mosquera: Panamá Metro: Será el manager de la tropa campeona, los cinco veces monarcas de manera corrida que tiene la pelota juvenil. Su primera temporada a bordo, después de haber estado como coach y asistente en años anteriores. Tiene capacidad, por algo fue nombrado, pero la responsabilidad de guiar a Metro, será de las más grandes en su carrera deportiva.

 Carlos César Maldonado: Panamá Este: Dos veces campeón nacional de la pelota juvenil con Metro y ahora con la responsabilidad de guiar a la tropa de Panamá Este. Equipo debutante con un manager de alta calidad, probada y sustentada a nivel nacional e internacional. Maldonado es un bonus extra que trae el equipo que hará su primera presentación juvenil en torneos nacionales.

Jorge Cortés: Panamá Oeste: Va a la guerra en su cuarta temporada en busca del éxito soñado y no alcanzado hasta ahora. Oeste ha sido un equipo peleador en todo momento, pero Cortés aún no ha tenido la temporada que la afición y la liga han estado esperando. Su equipo se basará en el pitcheo, la especialidad del “PIni”, lo que le podría dar el éxito anhelado.

Hipólito Ortiz: Colón: Incansable trabajador, luchador, igual que en sus tiempos de pelotero. Vuelve a la batalla en el béisbol juvenil, nuevamente con los “Beep Beep”. Viene acompañado de Cristóbal López como coach de pitcheo y Alexis Almengor como coach de bateo. Su equipo es joven, pero no temen a nada, ni a nadie.

Milciades Morcillo: Darién: Conocido como el “Pío” a sus 72 años vuelve a dirigir en el béisbol nacional juvenil. Fue manager de Los Santos en la misma categoría y ha estado trabajando el béisbol por más de 50 años en su provincia natal. Se muda a Darién para coordinar un grupo talentoso y nuevo, pero con ambiciones de crecer y dejar de ser el colero tradicional de la fiesta.

Carlos Lee III: Coclé: Tiene una tremenda oportunidad de crecer como manager y dejar atrás su pasado como manager con Veraguas. La hueste coclesana tiene material y talento para triunfar y Lee tiene una responsabilidad que va más allá de las líneas del terreno de juego. La afición confía en su trabajo y le toca responder con triunfos.

Israel Delgado: Herrera: Ha tenido mejores equipos y no ha podido coronarse campeón en la categoría juvenil con la hueste herrerana. Es un manager ganador, lo demostró en la mayor, pero el título soñado juvenil sigue esperando, aún después de 40 años de no ganar. Delgado maneja un equipo de menos nombres, pero con más hombres que en otras campañas y esto puede ser la diferencia. Herrera es contendor y serio aspirante al título nacional.

Ricardo Medina: Los Santos: De pelotero en la categoría juvenil simplemente fue “impactante”, y de manager va por otra oportunidad con el equipo de Los Santos. De los directores más docente y didáctico que tiene el béisbol nacional. Inteligente, viene de la escuela profesional con los Cubs de Chicago y todo parece indicar que está por empezar una campaña que puede ser histórica para la tropa santeña.

Víctor “Cholito” Olmos: Veraguas: Quizás el “Benjamín” del torneo, el manager menos experimentado, bisoño. Su primera temporada al frente de la tropa juvenil, después de venir haciendo carrera en Pequeñas Ligas o Categorías Menores. Tiene capacidad y su juego es agresivo. Siempre está pendiente de sus peloteros y encima de cada jugada. Puede sorprender y tiene equipo para pelear.

Eric González: Chiriquí: Le dicen “Salsita”, así se le recuerda tras sus años de éxito como pelotero. Vuelve a ponerse la toga de maestro, conductor y manager de equipo. Con Chiriquí tiene un saldo pendiente y la afición pide la conquista del campeonato. Su equipo dará batalla y su cuerpo técnico está compuesto por una gama de grandes conocedores de la materia. “La Revancha”, así se llama el capítulo reciente en la novela de Eric González.

Gaspar Acevedo: Chiriquí Occidente: Un manager trabajador y luchador, acostumbrado a trabajar con las uñas, pero este año ha recibido un gran apoyo de la Liga Provincial. Tiene peloteros con alma, con vida, con deseos de superación y sed de triunfo. Serán “duros de matar” y Acevedo tiene la categoría para comandar la tropa de Occidente. Hombre experimentado y con conocimiento.

Miguel Ibarra: Bocas del Toro: Simplemente un hombre de pelota, con trayectoria ejemplar, recorrido, éxitos, y mucha disciplina. Viene de una escuela de pelota profesional y con un amor y pasión especial por el juego. Respeto extremo al béisbol y eso lo traspasa a sus peloteros. Ibarra vuelve al ruedo, su equipo tendrá orgullo y pelearán cada partido.

Vía: Fedebeis