Isco mantiene al Madrid con paso firme

Real Madrid y Espanyol llegaban a la jornada número 7 con necesidades distintas. Los de la capital no habían sumado ninguna victoria en su estadio. 2 empates (Valencia y Levante) y una derrota (Betis). Además, las bajas de CarvajalTheo y Marcelo hacían del partido una auténtica prueba de fuego para los de Zidane. Por su parte, el Espanyol se presentaba en el Bernabéu tras sumar 7 de los últimos 9 puntos disputados, sin esa presión que les obligaba a ganar sí o sí.

La primera parte ha sido un monólogo blanco. Desde el principio el conjunto de Zidane ha salido a ganar el partido. El Real Madrid quería espantar a los fantasmas de las tres citas anteriores en el Bernabéu. Y a los 25 segundos tuvo la primera. Balón largo de Ramosque Isco finaliza, pero Pau ha realizado una parada fantástica para salvar el primero de los blancos. El partido seguía la misma tónica, el Real Madrid movía el balón de lado a lado hasta encontrar el espacio.

El Espanyol salía cuando y como podía, pero apenas sacaba el balón de su medio campo. Y en una de esas, Kroos encontró a Cristiano que se dio la vuelta y le puso un balón milimétrico a Isco que acababa con la puntera para salvar la salida de Pau y poner el 1-0 en el marcador. El conjunto de Quique espabiló tras el gol y consiguió acercarse a la portería de Navas. Incluso, Gerard Moreno tuvo la última de la primera parte. Un balón colgado desde la izquierda que el delantero catalán mandaba al palo justo antes de que el colegiado indicara la zona de vestuarios.

VÍA: CAPITAL DEL DEPORTE