Alemania quiere aguarle la fiesta nuevamente a Brasil en casa

2822694_full-lnd

Alemania derrotó con total justicia a Nigeria por 2-0 y se clasificó para disputar la final del Torneo Olímpico de Fútbol Femenino Río 2016, donde enfrentará a la anfitriona Brasil. El partido se jugó el miércoles 17 de agosto en el estadio Arena Corinthians de Sao Paulo.

Ante una rival tan físico y vertical como descuidado para cubrir espacios, los alemanes aprovecharon su mejor circulación del balón y apropiado uso de las bandas para controlar las acciones.

De hecho, en lo que sería una constante, un desborde de Lars Bender por derecha, tras romper inteligentemente el fuera de juego, le permitió a Lukas Klostermann aparecer sólo por el medio para abrir temprano el marcador (0-1, 9′).

Un increíble blooper de Tim Horn en una salida con el pie, a los 13,’ casi le regala el empate a los nigerianos, pero  el arquero se redimió de su propio error al tapar el disparo Sadiq Umar.

Tardó, pero lo definió
Hubiera sido una injusticia, sobre todo porque Alemania mantuvo el dominio y bien podría haber aumentado el marcador de no ser por la falta de puntería de Maximilan Meyer y Davie Selke.

A pesar de su desorden para atacar, Nigeria tuvo oportunidades por mérito propio, pero dos apariciones providenciales del zaguero Matthias Ginter, para cruzar los intentos de John Obi Mikel e Imoh Ezekiel, le privaron de la igualdad.

Los teutones apretaron el acelerador en el inicio del complemento. A partir del incisivo de Serge Gnabry, generaron no menos de tres situaciones claras de gol, aunque una enorme atajada de Emmanuel Daniel y la impericia de Selke mantuvieron con vida a los africanos

Nigeria, sin embargo, apenas si tuvo un tiro libre desde la media luna a 10′ del final, que Obi Mikel desperdició. Y resignó todas sus posibilidades de alcanzar su tercera final olímpica cuando Nils Petersen, con sólo 4′ en campo, sentenció el pleito con otro toque corto por el segundo palo tras un centro de Selke desde la derecha (0-2, 89′).

El próximo sábado 20, en el estadio Maracaná, Alemania irá por la medalla dorada ante la anfitriona Brasil. Nigeria, en cambio, buscará la presea de bronce ese mismo día pero en Belo Horizonte, donde enfrentará a Honduras.

FIFA.