El Barcelona sigue intratable

Girona pensó que con frenar a Lionel Messi podría aplacar a Barcelona. Pero no tuvo en cuenta que iba a pagar caro cualquier otro error que pudiera cometer ante el Líder invicto de la Liga de España. Y así fue. El equipo de Ernesto Valverde ganó (3-0) como visitante con dos goles en contra y uno de Luis Suárez en su partido número 100 con la camiseta del club catalán.

Con algunas ausencias, por el duelo del próximo miércoles ante Sporting de Lisboa por la segunda fecha de la fase de grupos de la Liga de Campeones de Europa, pero también con importantes regresos como los de Luis Suárez y Javier Mascherano, el equipo blaugrana encontró inesperadamente el 1-0. Porque aún cuando no logra imponer su juego y traducir en goles su dominio, Barcelona gana.

Ante las 13.500 personas que llenaron del estadio Montilivi para un duelo histórico entre los equipos catalanes, Barcelona rompió el cero a los 18 minutos. Después de un centro la pelota le quedó a Jordi Alba, quien la metió en el área y Aday, en su intento de despejar, abrió el partido.

El peligro que llevó el Barcelona al arco de Gorka -con intentos de Messi, Paulinho y Rakitic- no se tradujo en goles en el final de la primera etapa. Más preocupado por marcar a La Pulga que por atacar, Girona apenas tuvo una chance en la que intervino con una tapada doble Ter Stegen.

En cambio, Barsa tardó dos minutos en la segunda etapa para llegar al segundo gol. Aleix Vidal desbordó por derecha y, tras jugar la pared con Suárez, sacó un taco que se le metió entre las piernas a un rival y que se metió en el arco, sin que Suárez pudiera tocar la pelota ni Gorka hacer nada por evitar que tocara la red.

Con Messi continuamente presionado por Maffeo y sin opciones de llegar al área, Barcelona tuvo que encontrar variantes. Y allí se ubicó Suárez, habilitado con un pase profundo de Sergi Roberto, para conquistar el tercer gol a los 25 minutos.

La salida de Maffeo, el hombre que Girona eligió para hacerle marca personal, le permitió a Messi moverse con más libertad. Pero al partido apenas le quedaban unos minutos. Entonces, La Pulga tuvo, por ejemplo, un tiro libre en la puerta del área que remató desviado ya en tiempo cumplido.

Con puntaje perfecto, 18 unidades en seis fechas, 20 goles a favor y apenas 2 en contra, Barcelona domina la Liga de España, donde más temprano Atlético de Madrid le había dado la posibilidad de salir más relajado a jugar en el campo del Girona.

Atlético de Madrid batió 2 a 0 Sevilla como local y le arrebató el invicto y el segundo escalón de la tabla al elenco asturiano.

En el nuevo Estadio Wanda Metropolitano (“cuando la gente anima y grita parece un circo romano”, sostuvo Diego Simeone), el local, que contó con Luciano Vietto en ataque (en el segundo tiempo lo reemplazó Ángel Correa), se impuso con tantos del belga Yannick Carrasco y el francés Antoine Griezmann. En el conjunto de Eduardo Berizzo fueron titulares Gabriel Mercado, Ever Banega y Franco Vázquez y en el complemento entró Joaquín Correa.

La victoria dejó al Atlético con 14 puntos, a uno del Barcelona. A la misma línea que el equipo de Simeone llegó Real Madrid, que derrotó 2 a 1 como visitante a Alavés. El juvenil Dani Ceballos anotó los dos tantos del elenco de Zinedine Zidane, mientras que Manu García había igualado transitoriamente para los vascos.

 

Vía Clarín