El equipo del año: lo más destacado del fútbol en 2015

Llegó el momento del año en que la actividad futbolística entra en receso. Y mientras la pelota y los jugadores descansan, aprovechamos para repasar lo más destacado que dejó 2015, con sus puntos altos y bajos.

Como cualquier elección, es subjetiva y abierta a discusión. Pero pensamos que estos temas y protagonistas estuvieron, sin dudas, entre los que generaron mayor interés entre todos los que amamos este deporte.

1) MESSI NO PARA…
Año tras año, es inevitable hablar del mejor jugador de la historia. Asombrarse cuesta cada vez más, porque suma tantas cosas extraordinarias que las hace parecer banales por efecto acostumbramiento.

Eso hace que cada vez sea más difícil encontrar qué decir. Lo bueno es que sigue subiendo la vara, dejando postales como el golazo ante el Athletic Bilbao.

Nosotros, simples mortales y agradecidos de ser contemporáneos de su época, desconocemos cómo va a terminar cada jugada que arranca, pero a la vez sospechamos que… ¡ni él mismo lo sabe!

2) Y CRISTIANO RONALDO LO SIGUE
Lo uno lleva a lo otro: si hablamos de Messi es imposible no hacerlo también sobre Cristiano Ronaldo, otro jugador extraordinario.

Y por más que se quiera fomentar una competencia cruel, sabemos que en el fondo ambos se respetan mutuamente y, lo que es mejor, la enorme rivalidad que tienen no solamente es sana, sino también alimenta a los dos, subiéndoles cada vez más el techo.

Y también es difícil asombrarse con un jugador que sigue quebrando marcas, como lo fue haber conseguido ¡11 goles! en los seis partidos de primera fase de la Champions League. Pero esos records llegan gracias a las enormes condiciones que tiene, que lo hacen un jugador muy completo: es rápido, hábil, le pega bien con las dos, tiene un freno tremendo, olfato de gol y hasta un cabezazo técnicamente impecable.

El fútbol, no lo duden, tiene que agradecer que existan tanto Messi como Cristiano y que se hagan mejores mutuamente.

3) BARCELONA NO DEJA DE FESTEJAR…
Está fresca todavía la última consagración de un equipo que sigue sumando títulos: el Mundial de Clubes mostró a un Barcelona arrollador, pese a que ni Messi ni Neymar anduvieron derechos delante del arco.

Y eso que, hace menos de un año, tanto al equipo como a su técnico Luis Enrique querían confundirlo armándole toda clase de conflictos. Afortunadamente tiene a su cargo jugadores inteligentes, y todos pusieron al equipo por delante, como para hacer que los fantasmas que le crearon en enero desaparecieran rápidamente.

En ese momento se escucharon cosas como que Luis Enrique no estaba a la altura y que su relación con Messi no tenía retorno. Pero yo conozco a Luis Enrique por haberlo visto trabajar en la Roma y puedo asegurar que es una persona accesible y sencilla.

Quizás pagó el hecho de no ser tan simpático como Guardiola, inevitable punto de comparación para quien llegue al banco del Barcelona. Pero también en la época de Pep hubo discusiones y polémicas. En realidad, en cualquier plantel las hay, como sucede en cualquier grupo de trabajo en el que conviven distintas personalidades.

A Luis Enrique hay que juzgarlo por lo deportivo, y ahí, incluso por encima de los resultados, consiguió algo muy importante. Sin dejar de respetar el buen trato histórico de la pelota, le dio al Barcelona un estilo más agresivo, a tono con lo que fue su gran personalidad como jugador.

Así consiguió, afortunadamente para el fútbol, revertir una situación que le imponían desde afuera y poner rumbo a una serie de títulos, con la tripleta a mitad de año como hito destacado.

Habiendo llegado incluso con más experiencia que la que tenía Guardiola cuando comenzó su ciclo, Luis Enrique mostró todas sus condiciones, recompuso un plantel en el que su verdadero cerebro, Xavi, ya estaba de salida, y convenció a sus jugadores, siempre la parte más importante de la historia, de que podían seguir ganando todo lo que se propusieran.

4) Y REAL MADRID NO TERMINA DE DESPEGAR
Mientras el Barcelona festeja, sufre el Real Madrid, que sigue siendo un lugar poco amigable para sus técnicos. A Carlo Ancelotti no le alcanzó ni con ganar la Champions y el Mundial de Clubes, y ahora Rafa Benítez se suma a la lista de los cuestionados cuando el recorrido todavía es corto. Mientras se mantenga dentro de la Champions es probable que siga al frente, o mejor dicho, que Florentino Pérez no le baje el pulgar.

Es que el presidente tiene mucho protagonismo, quizás demasiado, inclusive armando el plantel. Eso pone al DT en un lugar secundario en el que tal vez no se lo respeta como debería. Ahora incluso parece haber reflotado la idea de un director deportivo, un lugar del que el mismo Pérez ya despidió dos veces en su momento a Jorge Valdano…

Por otro lado, las criticas son siempre muy fáciles, pero hay que estar en el banco en estos clubes con planteles tan ricos en todo sentido. Para traer a colación a Ancelotti otra vez, a quien se lo acusó de poca firmeza en el mando, a lo que contestó: “¿Mano blanda? En todo caso, esa mano blanda me hizo ganar varias Copas de Europa”.

5) MANCHESTER UNITED: OTRA VEZ SOPA
Otro grande de Europa fue noticia en 2015 porque sigue en problemas: Manchester United, eliminado de la Champions en un grupo que a priori no parecía complicado.

Desde el retiro de Alex Ferguson no consigue encarrilar el rumbo. Esta vez fue el que más gastó en refuerzos, para posicionarse entre los tres planteles más caros del continente. Y aún así, no logra volver a la elite.

6) GUARDIOLA SE VA… ¿SIN UN GRAN ÉXITO?
Es noticia reciente y relevante: cuando aún no completó su tercera temporada, la última de su contrato vigente, Josep Guardiola no renovará al frente del Bayern Munich.

Habiendo recibido un equipo tricampeón, ganar la Champions era una obligación. Y no haberlo hecho aún generó desilusión entre dirigentes, hinchas y el mismo Guardiola.

Contrariamente a lo que dicen sobre cómo lo afectaron los lesionados, yo creo que en el Bayern eso no es una justificación. Teniendo el plantel que tiene, de los más caros y profundos de Europa, a Guardiola recambio no le faltó. Ahora seguramante buscará renovar su motivación probando suerte en otro fútbol.

7) MOURINHO DESPEDIDO POR CHELSEA…
Si había alguien que creía que Mourinho iba a seguir al frente del Chelsea, era yo. La historia lejana y también la reciente jugaban a su favor, adjudicándole crédito extra para remontar un mal arranque de temporada.

Y parecía que ese crédito le había servido para sobrevivir, sobre todo después de para terminar clasificando en primer lugar en su grupo a octavos de la Champions. Pero no: el club decidió despedirlo antes de terminar 2015.

En todo caso, hubo un hecho de no retorno: cuando Mourinho dijo públicamente que sus jugadores lo traicionaron. De ese tipo de declaraciones difícilmente se vuelve. Puertas afuera hay que tener mucho cuidado. Como yo lo veo, es preferible decir las cosas frente a frente, puertas adentro, que ventilar realidades. Si me habré tenido que comer frases…

8) Y CAPELLO POR RUSIA
Otro técnico legendario que perdió su puesto fue el italiano Fabio Capello, a quien Rusia había encomendado un proyecto de largo aliento: su contrato duraba hasta 2018, fecha en que el país será anfitrión del Mundial.

Era una apuesta muy alta pero no salió bien, así que su despido no asombra tanto. Los resultados negativos se acumulaban, se alejaba la clasificación a la Euro y con eso la posibilidad de darle alta competencia a una selección que tanto la necesita para hacer un buen papel mundialista en casa.

Finalmente, con un técnico local de mucho más bajo perfil (y bajo costo también), Rusia encaminó la eliminatoria y estará en Francia el año que viene.

9) CHILE CONFIRMA SU LUGAR ENTRE LOS MEJORES
Desde la época de Bielsa que Chile venía generando producciones consistentes. Tuvo una buena eliminatoria y un más que digno Mundial 2010, y cuando al DT argentino lo reemplazó su compatriota Sampaoli, se mantuvo la misma tesitura y estilo.

Así, llegó la clasificación a otro Mundial en 2014 y, una vez más, la eliminación en octavos ante Brasil, pero no antes de llevar al anfitrión al límite y forzar los penales. Faltaba un broche de oro solamente y la Copa América en casa era la mejor oportunidad.

Y La Roja no defraudó. Fue el más regular del torneo y terminó consagrándose, en penales, ante el subcampeón mundial. Ya no quedan dudas de por qué Chile está considerado hoy uno de los mejores equipos del continente y del mundo, un adversario complicado para cualquier selección.

10) BRASIL YA NO ASUSTA
Lo que se puso en evidencia en 2014 se terminó de confirmar en 2015 en Copa América, eliminatorias y otras competencias: el fútbol de Brasil perdió protagonismo a nivel selección pero también de equipos, que ya no llegan a las instancias decisivas de los torneos internacionales.

Lo hemos dicho muchas veces pero aprovechamos para remarcarlo: entre sus 200 millones de habitantes no hay un número nueve de primer nivel mundial. Ya no hay grandes goleadores brasileños en el primer nivel de Europa, a excepción de Neymar, claro, que no es centrodelantero pero sí tiene un nivel superlativo.

Pero si miramos más allá de Neymar, está claro que el nivel no es el del pasado: ni los mediocampistas tienen la excelencia técnica, ni los laterales la proyección. Como si hubieran pensado que las cosas salían solas y hubieran dejado de perfeccionarse, el jugador brasileño es hoy uno más y ya no aquel que imponía respeto donde fuera.

11) ARGENTINA SIGUE VIGENTE
Los hinchas siguen reclamando títulos, pero en ese reclamo pierden de vista lo importante: Argentina es una selección que hace años se mantiene entre las mejores del mundo. Y a pesar de haber cambiado de técnico tras el subcampeonato mundial, llegó a la final de la Copa América en la que estuvo a un paso de consagrarse.

No es fácil mantenerse para un equipo que lleva años en la elite: miren si no el caso de Holanda, finalista y semifinalista en los últimos dos Mundiales y hoy eliminada de la Euro 2016.

El fútbol argentino, mientras tanto, sigue produciendo goleadores excepcionales, se mete en las instancias decisivas de los torneos de selecciones y de clubes y parece haber encarrilado la eliminatoria. Tendrá pronto más oportunidades de, a ese rendimiento sostenido, agregarle algún festejo muy esperado.

Via: ESPNdeportes.com