El Manchester City se corona campeón ante el Liverpool

Los de Manuel Pellegrini se llevan el título copero en la tanda de penaltis en la que el guardameta argentino Willy Caballero detuvo tres penas máximas

No le ha faltado nada a la final de la Capital One Cup entre el Manchester City y el Liverpool : emoción, goles, tensión, una emocionante prórroga y una tanda de penaltis que acabó coronando al equipo de Manuel Pellegrini. Willy Caballero se erigió en el héroe de los Citizens al detener tres penas máximas para acabar dando a su equipo el primer título de la temporada.

Empezó el encuentro algo frío, con muchas imprecisiones en ambos equipos y con ocasiones claras contadas con los dedos de la mano. Los espectadores solo pudieron llevarse a la boca una acción personal del Kun Agüero que acabó en el poste tras una gran mano de Simon Mignolet.

Los goles tuvieron que esperar al segundo tiempo del encuentro. El Manchester City se puso por delante gracias a otra aparición del delantero argentino, que recogió un balón cerca del área hasta que Fernandinho le dobló por la derecha. El brasileño se sacó un derechazo que acabó dentro de la portería tras un error de Mignolet, que ahora no pudo salvar a su equipo.

El Liverpool se lanzó al ataque en busca de un empate que llegaría muy cerca del final. Philippe Coutinho puso las tablas en el luminoso tras encontrarse el balón suelto en un barullo dentro del área. El brasileño no perdonó y la prórroga confirmó la igualdad de ambos equipos.

La figura de Simon Mignolet se hizo grande a partir de ese momento, y es que el guardameta belga salvó las opciones de título del Liverpool en varias ocasiones. Tampoco estuvo exento de trabajo Willy Caballero, que tuvo que sacar un testarazo de Origi a bocajarro para aguantar las tablas en el marcador.

La tanda de penaltis aparecía en el horizonte y la sombra del portero argentino se hizo insuperable para los de Jürgen Klopp, que vio cómo la portería se les hacía pequeña. Emre Can empezó la tanda anotando a lo Panenka, pero Lucas Leiva, Philippe Coutinho y Adam Lallana se encontraron con las manos de Caballero, que se convirtió en el héroe de un nuevo título para Manuel Pellegrini. Yaya Touré puso el delirio en las gradas de Wembley certificando una Capital One Cup que descansará en las vitrinas del Etihad Stadium.