Maracaná abre sus puertas a policías y chorrilleros sin licor

Síguenos en @JMDeporte

Imagen1Atlético Nacional recibirá este martes por la noche al Chorrillo FC en el estadio Maracaná en partido correspondiente a la semifinal de vuelta en el Clausura 2016 de la Liga Panameña de Fútbol buscando al rival de CD Plaza Amador quienes derrotaron por 3-0 al Árabe Unido clasificando con marcador global de 3-2.

Pocas horas han pasado desde el incidente que llenó de escándalo y vergüenza al fútbol nacional tras actos de vandalismo, amenazas y violencias en el estadio Maracaná que sufrió a nivel de infraestructuras daños, a tal punto que se había anunciado su cierre para el domingo (día del partido de Atlético Nacional y Chorrillo) y este lunes.

Finalmente será este martes, tras una reunión entre el Instituto Panameño de Deportes(PANDEPORTES) y la Federación Panameña de Fútbol (FEPAFUT) que tomaron la decisión que se juegue el partido restante de las semifinales en este recinto deportivo sin alcohol y solamente habilitando la parte superior del estadio.

En la ida poco se puede hablar del líder durante prácticamente todo el torneo, que solo tuvo dos claras, teniendo como figura a su cancerbero Ismael de La Espada.

Por su parte, los constantes fallos de Chorrillo podrían costarles en esta vuelta, en caso de que quede fuera de la Gran Final el próximo domingo en el estadio Rommel Fernández.

Los chorrilleros, que han sido regulares en los últimos torneos en estas instancias, buscarán su segunda final consecutiva y poder cambiar un poco el sabor que han tenido ante partidos importantes este semestre.

Los policiacos buscarán hacer historia y meterse en la final tras hace apenas un año haber ascendido a la máxima categoría del fútbol nacional, dejando la muestra que subieron para quedarse y que no serán un equipo más del montón.

La duda será si José Chiari decide dejar nuevamente a Pablo Pérez en el banquillo tras haberlo hecho en la ida, algo que le costó por no tener ese jugador que marcara diferencia dentro de la cancha y fuera el líder.

Redacción: Raúl E. Cotes. Twitter: @RaulCotes