BLOG: Por el fútbol, bien

Síguenos en Twitter: @JMDeporte.

OPINIÓN.

Tras un partido de selección nacional siempre hay, sobre todo en los medios de comunicación, dos cosas: el “funcionamiento” del equipo y lo que hizo Hernán Darío Gómez en la conferencia de prensa. Esto último viene siendo una tendencia en los recientes partidos del onceno nacional, debido a las actitudes tomadas por el técnico colombiano hacia la prensa nacional.

El pasado miércoles no fue la excepción, y es que dentro de lo futbolístico, bien por ‘Bolillo’ que realizó microciclos (algo que es parte de su trabajo pero que poco lo ha puesto en práctica), culminando esta idea con un partido amistoso ante un rival del área y que tiene un balance interesante contra Panamá; hablamos de  El Salvador, onceno al que se venció con gol de Martín Gómez.

Gómez terminó jugando el partido con un once netamente de LPF, algo que se le ha pedido durante los dos años que ya cumplió como técnico de la selección nacional de fútbol. Pese a que estamos claros que ante Haití en Marzo no serán más de tres los presentes en esa lista de los que jugaron ante El Salvador, es un avance para nuestro fútbol que se les tome en cuenta para estar con La Roja.

Interesante ver a jugadores como Ronaldo Córdoba(17 años) o Cristian Martínez (18 años) debutar con la selección mayor en un partido amistoso, además de las buenas sensaciones que puedan dejar estos juveniles, que sí serán el futuro de la selección. ¿Su momento? Quizá no ahora, pero en alguna ocasión si se necesita de ellos, ya sabrán lo que es estar en una selección, en una concentración y como trabaja el DT.

Lo positivo que pudo ser para Ricardo Clarke el vestir la camiseta nacional, y aunque el escenario no fue el mejor porque es amistoso y porque no es en la casa oficial de La Sele como lo es el Rommel Fernández, el que te llamen y te tomen en cuenta es siempre una motivación extra para un futbolista, teniendo en cuenta que fue el único legionario llamado para este partido.

Lamentablemente algo empaña todo esto, y es la actitud del técnico, que si la comparamos con lo que fue ante Cuba, pues es buenísima. En aquella ocasión el técnico reaccionó de manera cortante ante todas las interrogantes de la prensa nacional y se puso de pie en tres ocasiones, indicando que se quería ir sin que se acabara la conferencia. Para este miércoles, el DT respondió algunas preguntas de buena manera, aunque recalcaba que no hablaría de ningún jugador en específico, algo que los presentes no tomaron como consejo y preguntaron por ello. Fueron al menos cuatro preguntas sobre este tema, a lo que el DT se fue impacientando, llegando a cortar a dos periodistas y luego levantarse e irse. ¿Hay o no una relación rota entre la prensa nacional y el técnico? Parece que va por días. Un día sí y otro no, o depende de la situación.. “Ahí vamos”.

Lo cierto es que lo que haga el DT o no fuera de las canchas no tiene que ver con el resultado o funcionamiento de la selección, y esto es algo que todos debemos tener claro. Si responde bien, mal, o siquiera responde, no debe influir en la opinión que se vaya a dar luego de lo futbolístico. Ojalá y cada conferencia de prensa en el futuro no se convierta en un show entre DT y periodistas.

Siga trabajando dentro de la cancha, Sr. Hernán Darío, pero también sería bueno que se tuviese una buena relación con toda la prensa nacional; así, juntos todos iremos en el mismo barco y hacia un mismo destino: Rusia 2018.

 

Por: Raúl Eduardo Cotes. Twitter: @RaulCotes